Remedios caseros para la infección urinaria

Remedios caseros para la cistitis o infección urinaria

Remedios caseros para la cistitis o infección urinaria: El 37% de las mujeres desarrollan cistitis al menos una vez en su vida, y el 20% de ellas recaen en los dos primeros meses debido a la resistencia a los antibióticos, el tratamiento inadecuado de la infección o los malos hábitos de higiene. La mayoria de las pacientes sufren cistitis recurrentes, con más de dos episodios al año, según un estudio.

Los hombres tampoco se libran, aunque es cierto que esta infección es menos frecuente en ellos, sobre todo en los menores de 50 años, aumentando la incidencia a partir de los 65 años por problemas de próstata.La causa más común de la cistitis es la infección bacteriana, que en la mayoría de los casos está causada por bacterias fecales (especialmente Escherichia coli), pero hay otras como Klebsiella, Proteus, Enterococcus. Estas bacterias entran en la uretra y suben hasta la vejiga. En muchos casos, el cuerpo es capaz de excretarlas fácilmente a través de la orina, pero a veces se adhieren a la pared de la uretra o de la vejiga y colonizan el tracto urinario inferior, provocando una infección.

Sin embargo, hay otras causas menos comunes de cistitis que no son infecciosas, como las provocadas por la radiación en la zona pélvica, los productos químicos o como complicación de otra enfermedad, o la cistitis intersticial, que tiene los mismos síntomas que la cistitis infecciosa pero no causa infección y suele ser crónica.

Síntomas de la cistitis

Combate-la-cistitis-con-este-remedio-casero-de-miel-y-vinagre-de-manzana.jpg
  • Micción frecuente con la sensación de no poder vaciar completamente la vejiga
  • Bastante dolor o mucho ardor al orinar.
  • Orina turbia que puede tener un olor fuerte o desagradable.
  • A veces, sangre en la orina.
  • Aumento de la presión y muchos calambres en el bajo vientre. Esta sensación puede provocar un dolor reflejo en la parte baja de la espalda.
  • Enrojecimiento de la vulva y picor en la vagina.
  • Siempre hay mucha fiebre y escalofríos (la fiebre puede significar que la infección ha llegado a los riñones).
  • Dolor en el costado o en la espalda (indica una infección renal).

Remedios caseros para la infección urinaria

En primer lugar, los médicos aconsejan beber mucha agua para eliminar las bacterias del tracto urinario y dejar de fumar (el tabaco es la principal causa de cáncer de vejiga), así como evitar el café, el alcohol y las comidas picantes mientras dure la infección.

También hay productos de uso cotidiano que pueden servir para aliviar las infecciones de vejiga.

Piña: Esta deliciosa fruta contiene bromelina, que ayuda a digerir las proteínas al descomponerlas en aminoácidos. Es diurética y tiene un efecto antiinflamatorio.

  1. Son: Los arándanos ricos en proantocianidinas, polisacáridos que minimizan e inhiben la actividad de la bacteria Escherichia coli (E. coli) en la vejiga y el tracto urinario, responsable de la mayoría de las infecciones urinarias recurrentes, como la cistitis. Su fuerte efecto antiadhesivo impide que las bacterias E.coli se adhieran a las paredes de la vejiga. Se puede tomar en forma de zumo o de pastillas.
  1. El bicarbonato de sodio tiene muchas propiedades alcalinas, antiácidas y electrolíticas y dificulta la adhesión de las bacterias a la pared del tracto urinario para tomarlo, añade un cuarto de cucharadita de bicarbonato a medio vaso de agua, bebe dos vasos de agua antes y luego el vaso con la solución.
  2. Espinacas, acelgas y brócoli: contienen mucho hierro, vitaminas, minerales y antioxidantes. En el caso de las espinacas, se recomienda comerlas crudas o en batidos. Ayudan a eliminar las bacterias atrapadas y a mejorar los síntomas.

Otras recomendaciones contra la cistitis

  1. Evitar los alimentos que contengan levadura (pan, pasteles, cerveza, vino…) porque pueden empeorar los síntomas.
  2. Los remedios calientes, bajo vientre pueden aliviar y minimizar la sensación de presión o dolor en la vejiga, según la Clínica Mayo.
  3. Usar ropa interior de algodón y evitar la ropa ajustada.
  4. Orinar antes y después de las relaciones sexuales, ya que es el momento más arriesgado.
  5. Beber mucho líquido.
  6. Evitar las duchas genitales.
(Votos: 1 Promedio: 4)