El limón es un conocido broncodilatador natural.

El limón es un conocido broncodilatador natural.

El limón es un conocido broncodilatador natural y Los broncodilatadores son un fármaco o medicamento que hace que las vías respiratorias se abran por inhalación para tratar algunos problemas respiratorios comunes como el asma.

Estos broncodilatadores (los más utilizados son los agonistas beta2-adrenérgicos y los anticolinérgicos), son tratamientos prescritos por el médico, dependiendo del paciente y de la afección que tenga, por lo que es importante consultar a un especialista y seguir sus indicaciones si se tienen problemas respiratorios.

Remedios naturales
En muchas ocasiones, los problemas respiratorios pueden producirse debido a problemas de salud específicos como el estreñimiento u otras infecciones víricas o bacterianas, así como en personas que han fumado durante muchos años o en personas con alergias.

Se pueden utilizar algunos productos naturales que ayudan a abrir las vías respiratorias y actúan como broncodilatadores naturales, lo que ayuda a respirar mejor.

Que contiene sustancias que ayudan a relajar los bronquios y mejorar la entrada de aire, otro producto que actúa como broncodilatador y ayuda a respirar mejor. El zumo de limón mezclado con agua ayuda a mejorar la respiración porque elimina la mucosidad que se acumula en los bronquios.

Cebolla, limón, jengibre broncodilatadores naturales.

Otro remedio natural por excelencia para el asma y los problemas respiratorios es, sin duda, el ajo. Contienen unas enzimas antiinflamatorias que ayudan a reducir la inflamación de las vías respiratorias.

Además de estos productos, también puedes hacer preparados, como el que propone Mejor con Salud: una infusión con jengibre, eucalipto y limón. Para ello, hay que hervir un vaso de agua al que se añaden 3 gramos de jengibre rallado, 4 hojas de eucalipto y una cucharada de miel. Después de hervir durante 20 minutos, añadir una cucharada de zumo de limón y beber la mezcla para descongestionar los bronquios.

La mezcla de cebolla, eucalipto y miel también es una buena forma de mejorar la función respiratoria. Basta con hervir agua y añadir unos trozos de cebolla, unas hojas de eucalipto y unas cucharadas de miel. Después, sólo hay que inhalar el vapor que sale de la olla.

¿Qué es un broncodilatador y para qué se utiliza?

Los broncodilatadores son un tipo de medicamento que se inhala y se utiliza para abrir las pequeñas vías respiratorias de los pulmones para tratar problemas respiratorios como el asma o el enfisema, según explica el Instituto Nacional del Cáncer.

En concreto, estos fármacos dilatan los bronquios y permiten el paso del aire. Según la web de salud de Castilla y León, Sacyl, los medicamentos más utilizados son los agonistas beta2-adrenérgicos y los anticolinérgicos.

Tipos y usos de los broncodilatadores.


Los primeros provocan una broncodilatación porque relajan el músculo bronquial, y pueden ser de corta o larga duración en función de la duración de su acción. Tanto el salbutamol o la terbutalina, son el tratamiento que produce un rápido alivio de los síntomas en la mayoría de los pacientes.

Los broncodilatadores pueden provocar cierto nerviosismo o temblores, pero generalmente son bien tolerados por los pacientes. Estos efectos se deben a la acción del fármaco y no indican una mala respuesta o intolerancia al broncodilatador.

Los anticolinérgicos inhalados también se utilizan como broncodilatadores en el tratamiento del asma. se emplea como medicación de rescate o de alivio en pacientes que no toleran los broncodilatadores de acción corta.

Pero suele ser leve y desaparece con el tratamiento continuado. Es aconsejable enjuagar la boca después de cada administración.

(Votos: 3 Promedio: 3.7)